Soñé que dormía

El segundo disco de Alfredo Sanchez se comenzó a gestar a principios de 2012, cuando Alfredo se acercó a Omar Ramírez, un tecladista, compositor y productor de Guadalajara que recién había regresado luego de una larga estancia de ocho años en Buenos Aires.

Luego de varias sesiones se eligieron quince canciones de entre muchas otras composiciones de Alfredo que abarcaban varias épocas: unas eran muy recientes y otras tenían varios años -o muchos- de haber sido escritas.  Así comenzó el trabajo de arreglo y preproducción. 

Siempre se pensó en hacerlo de manera muy orgánica y utilizando los instrumentos que cada canción “pidiera”.  Por sugerencia de Omar se convocó a muchos músicos invitados que irían cambiando en cada canción.

Fueron varios bateristas (Trino González, Frankie Mares, Luciano Sánchez, Daniel Kitroser, Nacho González); guitarristas (Lalo Melgar, Erik Kasten, Arturo Ybarra, Tom Kesler, Alex Otaola); bajistas (Juan Ayala y Carlos Avilez); cantantes (Ugo Rodríguez, Abigail Vázquez, José Fors, Sara Valenzuela, Helena San); e instrumentistas varios (Fernando Arias en la tabla, Daniel Zlotnik en saxofón, Amillo Castro en trompeta, Mauricio Estrada en acordeón) quienes se unieron a la aventura de grabar.  Los teclados y guitarras adicionales fueron grabados por el propio productor Omar Ramírez y por Alfredo.
Las sesiones se realizaron en dos estudios diferentes: FM, de Frankie Mares y Máquina Sónica, de Carlos Aviléz y Armando Chong.

El resultado fue una producción independiente, “Soñé que Dormía”, un conjunto de canciones muy personales que navegan a través del rock pero que también tocan otros géneros y que tratan de mostrar la personalidad de Alfredo Sánchez como compositor a través de muchos años.


Música


Galería

       

Video

YouTube Vieo